Skip to content Skip to footer

Las tentaciones de Courbet

Las tentaciones de Courbet pudiera ser la vida que no nos atrevemos a vivir:

las personas con las que deseamos fundirnos o los lugares que queremos transitar pese al terror de lanzarnos al vacío.
José Luis Serzo usa al pintor Gustav Courbet como excusa para llevarnos a un escenario donde bailan el placer, el erotismo y la culpa; una ensoñación pictórica y escultórica que nos enseña el mundo sin remilgos ni filtros.

De los sueños y temores de Courbet imaginados por Serzo somos testigos de un estudio de la erótica unida a la fantasía, desterrada hace tiempo del sexo que practicamos en esta sociedad de la omnipantalla.





Serzo estudia en esta exposición la sexualidad vivida como un juego y aborda la anatomía femenina con una autoridad que casi asusta; cuerpos que son paisajes, posturas que son el movimiento estelar del universo.

Las llena de iconografías palpitantes, máscaras de la muerte, flores, ajos erotizados y un mar de telones carmesí que se nos antojan faldas hacia la locura de sentir, perdiendo precisamente los sentidos con ello. Y así, nos relata que vivir intensamente es también acercarse a la muerte.


Lidón Sancho Ribés. Crítica de arte y escritora

  • All
  • Dibujo
  • Pintura
  • Otros medios
  • Exposiciones